Cómo ser profesora y no morir en el intento

Acabando…

… pero solo el curso.

Un  curso, como ya he dicho otras veces, raro. Y con unas vistas al año que viene muy poco prometedoras para la mayoría. Un curso en el que se han hecho muchas cosas, pero se ha hablado poco de ellas. Creo que los docentes, quemados con el peso de todo lo que se vino (y viene) encima, han preferido callar y seguir como hormigas, labrando el futuro de sus chicos sin grandes aspavientos.

Hemos trabajado duro, dentro del aula y fuera de ella, sin que nos hayan escuchado, pero eso no nos amilana. Hemos tenido problemas entre nosotros, pero la mayoría seguimos pensando que lo mejor es la unidad. Hemos bajado el volumen de nuestros logros, nuestras ideas, nuestros compromisos, pero no hemos dejado de hablar.

Ahora llega el verano, y con él nuevos encuentros donde seguiremos, con la mejor de nuestras sonrisas, insistiendo sobre la educación de calidad, la lucha contra quienes quieren hacer carnaza de nosotros. Y seguro que nos acompañan nuestros alumnos, que se han portado espléndidos apoyando a sus maestros (ellos sí saben lo que quieren, señores del Gobierno). Entre todos seguiremos ideando maneras de enseñar, maneras de levantar lo que se está derrumbando.

Nos encontraremos en Alcoy, en Peñaranda, donde sea… Con Espiral, Aulablog, Novadors, AndaTic o en quedadas más personales, sin dejar descansar la cabeza ni las emociones, porque no podemos evitar ser profesores de corazón, aunque nos indigne que no muchos parezcan verlo.

Cuántas cosas tienen que cambiar, y qué poco se hace por ayudarnos a hacerlo. Quizá no interesa, quizá no sale a cuenta. Mientras, sabemos que lo tendremos que hacer poco a poco, desde dentro, sin apoyo apenas. Porque este país necesita futuro, y ese futuro está en las manos de nuestros chicos. Y a ellos no podemos fallarles.

Anuncios

Comentarios en: "Acabando…" (3)

  1. Acabando y trabajando hasta el final, con la mirada siempre puesta en el futuro. ¡Qué diferentes somos de los políticos, que nunca acaban bien lo que emprenden y solo tienen vista para el presente! Esperemos que los jóvenes de hoy sean capaces de levantar lo que estamos hundiendo.
    Un saludo.

  2. Me da que un poquito más de cabecita que esos señores sí tenemos, aunque sea por lo que la ejercitamos. Nuestros chicos sabrán salir de todo esto, ya verás. Un abrazo, Toni!!

  3. Mjbetvil dijo:

    Pues sí. Ése es también mi sentir. ¡Qué bien lo expresas! Este curso he trabajado muchísimo, pero no me pesa, termino el curso con muchas satisfacciones, y con pena también porque seguramente no podré estar en este mismo centro. No importa, he allanado el camino a los que vienen y, al menos, trato de hacer llegar a los muchachos y muchachas la maravilla del saber.
    Sí También me siento incomprendida por los superiores, y maltratada si cabe, y con mucha impotencia porque se me niegan cosas esenciales para mi labor docente. Pero aún así no me tumban, sigo recta o lo intento.
    Mi labor se va a ver con más piedras, pedruscos y rocas en el camino docente. El curso que viene habrá que resistrir aún más. Espero tener fuerzas y tener aguante.
    Lo mejor: mis alumnos y alumnas, están contentos, la mayoría han aprovechado lo poquito que les he podido dar.
    Ahora, en el verano, trataré de volver a recomponer mi mente y mis energías. Cuando empiece el nuevo curso veré cómo puedo asumir lo que me van a echar encima.
    Quizás podamos vernos durante este período de “descanso”.
    Un saludo muy grande Isabel
    María José Betancort

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: