Escuelas abiertas desde el café

Este viernes pasado tuve la ocasión de organizar, junto a Juanmi Muñoz @mudejarico, una de las sedes de #kfe05, dentro del movimiento Kfe Innovación.

Una manera espléndida de pasar un viernes por la tarde: hablando de la educación que queremos entre nosotros y en conjunto con otras sedes que, simultáneamente en otros lugares de la geografía, trataban temas convergentes. Varios fuimos los lugares que nos quedamos con el tema #openescuela, o Escuela abierta: las dos sedes de Barcelona, Tarragona, Valencia y Salamanca.

Surgieron muchos temas, la conversación empezó ya fuerte, y se prolongó llena de ideas, inquietudes, preguntas y respuestas, esperanzas y algunos miedos. Y es que la idea de escuela abierta genera diálogos y atención.

La escuela que queremos es tan diferente a la que hay… y la inercia del sistema es tanta… y nos rodean tantos fantasmas que es preciso invocar primero, para derrotar después… El proceso es lento, quizá tan lento que los que somos capaces de ver más allá tenemos miedo de que nunca llegue, o que ni siquiera lleguemos a rozarlo. Pero eso es lo de menos… lo importante es dar esos pequeños pasos, imperceptibles pero seguros, esos que hoy van hacia delante, y  mañana hacia atrás, pero que nos ayudan a ir avanzando si los sumamos.

Hay que abrir primero las mentes… eso es complicado, porque hablamos de personas, de costumbres, de cultura, de pasados, de futuros imprevisibles. Hay que mirar en una sucesión educativa, desde los pequeños de guardería hasta los que preparan su salto a la Universidad. Hay que contar con las familias, nuestros grandes aliados potenciales… con el vecindario, con los tenderos, con la comunidad, con la ciudad que expone espacios educativos y ofrece alternativas de ocio y de cultura.

No somos nosotros solos: es la Administración, que de momento no quiere ver más allá de sus narices. Es el entorno, que podemos cambiar. Es el alumno, al que hay que convencer de sus potencialidades. Somos nosotros, como docentes, que debemos pensar en otra manera de enseñar, sin creernos el ombligo del mundo ni el centro del saber. Acostumbrarnos a la idea de que somos también aprendices dentro del proceso educativo global.

Las once personas presentes en #BCN01 queríamos escuelas ideales, con espacios abiertos, con tecnología al servicio de la curiosidad, con opiniones externas, con aportaciones de todos lados. Trabajo colaborativo, padres en talleres, maestros unidos de todas partes en proyectos virtuales o reales… esas “utopías” aparentes de las que tanto hablamos y que tanto nos cuesta ver, en cuanto nos toca preparar una programación o realizar un examen.

Pero se puede. Poco a poco, lentamente, nunca en silencio, siempre mostrando el ejemplo, siempre desde la emoción que se contagia. Es solo así, con muestras vivas de prácticas positivas, que se puede convencer a los demás de lo que podemos conseguir. Y esperemos que nos dejen continuar nuestro trabajo valorando lo que pretendemos… que la política en este país sepa ver que tenemos que acogernos a un cambio positivo, de calidad, donde la escuela sea una y abierta, para todos y de todos.

Tras el café, tiempo para meditar. Tiempo para maquinar esas prácticas y esas conversaciones con los compañeros… para avanzar lentamente, seguramente.

About these ads

8 responses to this post.

  1. Posted by Imma on 29 enero 2012 at 21:37

    Isabel, has sabido reflejar fielmente el ambiente de reflexión y de intercambio que se respiró el viernes en el #kfé05 en la sede de #BCN01.
    Un buen resumen de una conversación informal que se hizo corta y que esperamos continuar en vivo y en la red.
    Un abrazo.

    Responder

  2. Yo creo que una posible manera de abrir el aula es… ¡abrirla! Pero como por la mañana no me dejan (sí que se puede, pero hay gente que se inventa normas simplemente porque puede) pues… ¡por las tardes! Y a quien quiera… Voy a intentar una dinámica de aula con familias y alumnado. Y ya os contaré…

    Si funciona… ¿imagináis una tarde de familias en toda la geografía…?

    Responder

    • Eres más listo, JL!!!! Pequeñas ideas con grandes resultados posibles. Eso de la tarde de familias me parece espléndido. No tengo nada claro que yo pueda hacer algo así, pero deberíamos hacerlo todos. Ya he comentado alguna vez lo interesante que sería hacer algún taller compartido padres-hijos. Lo que íbamos a aprender todos!!! Un abrazo grande!!

      Responder

  3. Acabo de descubrir vuestro blog por linkdin. Felicidades, ire participando para acercarme como paicplogo infantil a vuestra realidad.
    Nosotros Hoy hablamos de la fase inicial de la terapía infantil. si quieres participar… cuelgo el enlace al blog
    Archivo de la categoría: EL BLOG DE RAMON ORIA DE RUEDA
    http://blog.vinculoserviciossociales.es

    Responder

  4. Enhorabuena Isabel por este fantástico blog que tutorizas y te felicito por las entradas tan prácticas, reflexivas y educativas que publicas. Lo he conocido gracias a Espiral. Lo recomendaré al claustro de profesores de mi colegio (Infantil, Primaria y Secundaria).

    Saludos.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores

%d personas les gusta esto: